EMBARAZOS MÚLTIPLES

2018-08-30T09:42:22+01:00 23 agosto, 2018|

EMBARAZOS MÚLTIPLES

Un embarazo múltiple es el desarrollo simultáneo en el útero de dos o más fetos.

Estos embarazos se presenta en 1 de cada 100 embarazos y su frecuencia ha aumentado en los últimos años

como resultado de técnicas de fertilización asistida y la mayor edad de la madre.

Como dato curioso comentar que su frecuencia varía según la región

así por ejemplo entre la población japonesa es menor y entre los nigerianos mayor.

En España la incidencia es aproximadamente de un 1,25%.

Un embarazo múltiple puede resultar de la fertilización de un óvulo por un espermatozoide que se divide,

el cual es denominado embarazo monocigótico (1ÓVULO + 1 ESPERMATOZOIDE).

Esto ocurre cuando un óvulo fertilizado se divide en dos durante las primeras 2 semanas después de la concepción.

Los gemelos monocigóticos son también llamados gemelos idénticos.

Los embarazos múltiples también pueden resultar de la fertilización de dos o más óvulos, denominándose entonces embarazo múltiple bicigótico (2 OVULOS + 2 ESPERMATOZOIDES).

Los gemelos bicigóticos aparecen cuando dos óvulos son fertilizados por un espermatozoide cada uno.

Se forman luego dos sacos amnióticos por separado, dos coriones y dos placentas.

Los trillizos puede ser monocigóticos, bicigóticos, o tricigóticos.

Los trillizos tricigóticos ocurren cuando 3 espermatozoides fertilizan un óvulo cada uno.

Los trillizos bicigóticos se desarrollan a partir de la unión de gemelos monocigóticos y un tercer individuo derivado de un cigoto aparte.

La sintomatología, en general, es la misma que en el embarazo único, destacando la mayor frecuencia de aparición de edemas, hipertensión y albúmina en orina.

Cuantos más órganos compartan los bebés dentro del útero materno , mayor es el riesgo.

Por eso es tan importante el seguimiento de la gestación por parte de tu ginecólogo,

las visitas al ginecólogo serán más numerosas.

El parto prematuro es una de las preocupaciones mayores que más preocupa a los padres,

así como la posibilidad de que los bebés nazcan con alguna discapacidad u otro problema.

Rara vez los embarazos de gemelos llegan a la semana 40, siendo habitual su término entre la 36 y la 38, e incluso antes.

De ahí que los  chequeos y exploraciones sean tan frecuentes durante el último trimestre, ya que ayudan a prevenir un parto prematuro.

En el embarazo gemelar los síntomas de los 5 meses son los que corresponderían a un embarazo normal de 7 meses,

por lo que es normal sentirse más hinchada.

Lo más aconsejable es hacer reposo, por lo que se debería valorar la posibilidad de la baja laboral.

Se debe intentar dormir inclinada y si se tienen calambres existen tratamientos médicos para ello.

La hinchazón de pies no debe ser motivo de preocupación a no ser que vaya acompañado de hipertensión arterial o albuminuria.

En todo caso, en el embarazo gemelar lo habitual es programar el parto tanto si es una cesárea como si se prevé un parto vaginal.

A medida que se acerca el momento del parto, los chequeos y las exploraciones serán más frecuentes,
principalmente para determinar si existe el riesgo de parto prematuro.

En caso de que este supuesto se confirme,

es posible que el médico recomiende reposo absoluto en casa o en el hospital y,

en último caso, puede recomendar tratamiento con medicamentos que ayuden a retrasar el momento del parto.

Normalmente el ginecólogo recomienda una reducción de las actividades diarias entre la 20ª y la 30ª semana del embarazo de la mujer.

El aumento de peso de la futura mamá durante el embarazo

depende de una buena alimentación a base de proteínas, calcio y carbohidratos.

Un buen aumento de peso al principio es positivo en el caso de gestaciones múltiples,

dado que estos embarazos suelen ser más cortos que los de un solo bebé.

La cantidad de kilos que normalmente debe coger una mujer embarazada

varía dependiendo de si va a tener uno, dos o más bebés.

Se suele cometer un error muy común,

que consiste en creer que para el bienestar de los bebés es necesario comer por tres.

En realidad, no hace falta comer tanto, sino comer bien.

Algunos médicos recomiendan que las mujeres con embarazos múltiples

consuman alrededor de 300 calorías más por día que una mujer que espera un solo bebé.

Eso equivale a aproximadamente a 2.700 a 2.800 calorías al día.

 

Deje su comentario