IMPORTANCIA DE LA VITAMINA C EN LA FERTILIDAD

2018-11-02T12:42:24+00:00 2 noviembre, 2018|

IMPORTANCIA DE LA VITAMINA C EN LA FERTILIDAD

La vitamina C (ÁCIDO ASCÓRBICO) es una de las vitaminas más importantes para nuestro organismo,

necesaria para el crecimiento y la reparación

Previene enfermedades virales, fortalece el sistema inmunológico

y muy pocos conocen la importancia que puede tener a la hora de concebir un hijo.

Es de gran ayuda para volver a la mujer más fértil.

Nos aporta beneficios  antioxidantes en nuestro organismo ,

ayuda a nuestro cuerpo a absorber mejor otros nutrientes necesarios, como el hierro.

Es una vitamina hidrosoluble, se disuelve con el agua y sale del cuerpo a través de la orina.

Nuestro cuerpo no es capaz de producir esta vitamina por sí solo, ni de almacenarla,  por ello necesitamos un suministro constante de ella en nuestra dieta diaria.



En las mujeres:

En las mujeres les aumenta las posibilidades de quedarse embarazadas, además de ayudar al cuerpo a estar más preparado para la procreación.

También favorecería la adhesión del embrión al útero, pues mejoraría la calidad del tejido conectivo y de los vasos sanguíneos, reduciendo la posibilidad de un aborto espontáneo.

La influencia en la fertilidad de la vitamina C hace que el fluido cervical, necesario para transportar los espermatozoides hasta el útero, tenga mejor calidad, y facilite el camino del esperma.

Cuanto más abundante y mejor sea el fluido cervical, más posibilidades tendrán los espermatozoides de sobrevivir dentro del cuerpo de las mujeres.

Está vitamina también favorece el aumento de estrógenos y progesterona.



En los hombres:

Cuándo los hombres consumen cantidades adecuadas de vitamina C,  los espermatozoides se ven favorecidos

Varios estudios han evidenciado que favorece la movilidad de los espermatozoides

Evita que se aglutinen los espermatozoides ( cuando se aglutinan se reduce la fertilidad)

Y  su poder como antioxidante contribuye a luchar contra los radicales libres y su nociva influencia para la fertilidad, favoreciendo la calidad general del esperma.

También se cree que un consumo diario de vitamina C protege al ADN de los espermatozoides.

 

Deje su comentario