Probióticos en tratamientos de fertilidad

2022-10-18T13:45:04+01:00 18 octubre, 2022|

 

Los probióticos mejoran la salud de la zona íntima

En la actualidad hay una gran cantidad de mujeres sometidas a tratamientos de fertilidad debido a diversos motivos , como pueden ser el sedentarismo (tanto en hombres como mujeres), factores genéticos o patologías asociadas a la persona, entre otros .

En estos tratamientos de fertilidad nos encontramos con una gran variedad de medicamentos ( como son las gonadotropinas, anticonceptivos orales, progesterona, estrógenos, etc…) y complementos alimenticios ( probióticos, vitaminas, Coenzima Q10, etc…).

Durante el embarazo y tratamientos de fertilidad se producen más hormonas (HCG, estrógenos, progesterona, oxitocina, etc.), ya sean de manera natural o administradas a través de medicamentos.

El papel de los lactobacilos

Este desequilibrio hormonal da lugar a un aumento de los lactobacilos. Cuanto más aumenta la producción de estrógenos, más glucógeno liberan las células vaginales, que sirve de fuente de energía a los lactobacilos, pero también a Candida albicans.

Por eso, las mujeres embarazadas están sujetas a las micosis.

Este blog habla de la administración de probióticos para preservar una correcta salud de la zona íntima de la mujer, ya que ésta puede verse alterada durante ciertos procesos como el embarazo, toma de anticonceptivos orales, etc…

Expondremos la importancia de tomar uno de los simbióticos más completos que hay en la actualidad como es Donnaplus Flora Íntima.

Flora vaginal sana

La flora vaginal femenina presenta una población constituida principalmente por lactobacilos que en su conjunto contribuyen a mantener:

– Ecosistema equilibrado,

–  pH adecuado

– Una correcta lubricación de la vagina.

– Presentan un papel protector frente al crecimiento de bacterias potencialmente patógenas.andida albicans

Donnaplus Flora Íntima es un simbiótico destinado a la recuperación del equilibrio de la flora vaginal. Presenta Fructooligosacaridos y 4 cepas en su composición:

– Lactobacilus crispatus LBV88.

– Lactobacillus rhamnosus LBV96.

– L. jensenii LBV116.

– Lactobacillus gasseri LBV150N.

Todas ellas constituyen practicamente el 100% de la composición de la microbiota de la zona íntima de la mujer.

Ayudan a preservar un sistema inmune fuerte ante cualquier tipo de infección, ya que producen ácido láctico que acidifica el ambiente ayudando en la protección contra otros agentes patógenos invasores.

Todo su potencial se verá favorecido por la presencia de los fructooligosacaridos, que servirán de “alimento” para que su actividad sea más eficaz.

Es por ello que son una parte muy importante del tratamiento , preservarán la zona íntima fortaleciendo el sistema inmune, evitarán la proliferación de virus y bacterias y aumentarán el porcentaje de éxito del proceso.

Deje su comentario