Alteraciones de la anatomía que afectan a la fertilidad

2018-05-31T19:15:48+01:00 22 marzo, 2018|

Alteraciones de la anatomía que afectan a la fertilidad femenina

 

Endometriosis

Es una afección que provoca la aparición de tejido uterino en otras localizaciones diferentes al útero. Ésta puede alterar las funciones de los ovarios o bloquear las trompas de Falopio.

La endometriosis, de forma general no presenta síntomas, sin embargo, algunas mujeres presentan un dolor severo durante la menstruación.

Otros síntomas que se pueden asociar a la endometriosis:

  • Dolor pélvico, abdominal y en la parte baja de la espalda.
  • Molestia durante o después de las relaciones sexuales.
  • Sangrado premenstrual o entre periodos.
  • Menstruaciones más abundantes y duraderas.
  • Cansancio y fatiga.

Para el tratamiento de la endometriosis, existen tratamientos médicos y terapias naturales, que reducen el dolor y mejoran la calidad de vida de las mujeres.

Una mujer con endometriosis, seguramente, necesitará de un tratamiento de reproducción asistida para quedarse embarazada.

Enfermedad inflamatoria pélvica

Se trata de un proceso inflamatorio provocado por una infección en la parte alta del aparato genital femenino. Tiene lugar cuando una bacteria se traslada desde la vagina a otras partes del cuerpo.

Principalmente es debido a las bacterias Chlamydia trachomatis y Neisseria gonorrhoeae.

Los síntomas de la enfermedad inflamatoria pélvica son:

  • Periodos menstruales largos y dolorosos.
  • Dolor en el abdomen.
  • Cansancio y fatiga.
  • Flujo vaginal con olor desagradable.
  • Molestia durante o después de las relaciones sexuales.

Esta afección suele tratarse mediante antibióticos y si no se presentan otras complicaciones no afecta en mayor medida a la concepción.

Obstrucción de trompas

Esta afección provoca que las trompas de Falopio estén bloqueadas y por tanto no permiten el paso a su través.

La obstrucción impide el contacto entre el óvulo y el espermatozoide impidiendo la fecundación.

Esta afección apenas produce síntomas por eso muchas mujeres no son conscientes de la afección hasta el momento en el que deciden ser mamás.

Su origen puede ser debido a diferentes causas, como:

  • Parto anterior.
  • Sufrir endometriosis o enfermedad inflamatoria pélvica.
  • Haber contraído una ETS.
  • Determinadas cirugías en las trompas o abdomen, así como la realización de biopsias en el endometrio.

Si se trata de una obstrucción de trompas unilateral (solo afecta a una trompa), la concepción no es imposible, pero, es posible que le cueste más que a una mujer que no padezca ninguna enfermedad.

En el caso de obstrucción bilateral (afecta a ambas trompas) existe un proceso operatorio para abordar esta afección y si, se trata de un caso muy grave cuya intervención quirúrgica es imposible; la mujer deberá optar por la fecundación in vitro para poder quedar embarazada.

Malformaciones uterinas

Cualquier alteración en el cuello del útero puede suponer un problema de fertilidad. Algunas anomalías afectan al transporte de los gametos (óvulos y espermatozoides), pero no a la implantación y desarrollo embrionario. En este caso, la fecundación in vitro permitiría el embarazo de la mujer.

Alteraciones de la anatomía que afectan a la fertilidad masculina

  

Obstrucciones

Cualquier obstrucción de los conductos espermáticos, del conducto eyaculador o de la uretra puede dificultar la eyaculación del semen.

Las principales causas de estas obstrucciones son:

  • Infección por ETS.
  • Problemas congénitos.
  • Vasectomía.
  • Problemas de próstata.

Las obstrucciones de cualquier tipo, no presentan síntomas, por tanto, el hombre puede no ser consciente, hasta que no decide ser papá. Se pueden detectar estas obstrucciones mediante ecografías o biopsias testiculares.

Si la obstrucción no puede eliminarse mediante cirugía, la fecundación in vitro permitiría a la pareja la concepción.

Factores hereditarios

En algunos casos, debido a factores hereditarios generalmente relacionados con la distribución de cromosomas, los conductos pueden presentan alteraciones y aunque se producen espermatozoides, la alteración anatómica impide llegar al eyaculado.

Estos problemas no suelen presentar síntomas, igual que ocurría con las obstrucciones.

Igualmente, si la cirugía no permite corregir la alteración se deberá recurrir a la fecundación in vitro.

Testículos no descendidos (criptorquidia)

Si los testículos no descienden al escroto durante el primer mes de vida de un bebé, pueden surgir problemas de fertilidad.

La criptorquidia, de forma general, no presenta síntomas, pero, dependiendo de la ubicación del testículo, se puede presentar dolor.

Un tratamiento quirúrgico temprano puede aumentar las posibilidades de fertilidad.

Varices en el escroto (varicocele)

Se trata de la aparición de venas dilatadas parecidas a las varices, en el escroto.

Esto provoca un aumento de la temperatura de los testículos afectando a la producción y calidad de los espermatozoides.

Generalmente no presenta síntomas.

Para poder concebir será necesario recurrir a técnicas de inseminación artificial o fecundación in vitro.

Farmacia Nou Campanar, Porque tu meta es la nuestra

Deje su comentario